Tutorial Cesta Multiusos

Hello Slowers!

Hace algunas semanas me invadió el espíritu navideño y decidí crear unas cuantas cestitas para decorar la casa en estas fechas. Estas cestas son ideales para colocar en cualquier mesa navideña y presentar bombones, mantecados, alfajores… ¡y hasta el pan! También son ideales para regalar y tener un detalle con alguien especial. Por último, creo que pueden quedar geniales también como macetero para Ponsettias, aunque en ese caso, recomiendo cubrir con plástico por dentro antes de usarlas.

A pesar de que he creado estas cestitas para Navidad, también son súper útiles para otras muchas ocasiones: “papelera” de hilos para la mesa de costura, cesta para pañales y cremitas de bb, cesta para llaves para el recibidor, para guardar los mandos de la TV… ¡tienen infinitas posibilidades!

Este proyecto requiere únicamente conocimientos básicos de costura y considero que es fácil, por lo que es perfecto si estás aprendiendo.

Cesta navideña multiusos

MATERIAL NECESARIO:

Necesitamos tela exterior, interior, entretela y útiles de costura.

PASO A PASO

1. Preparamos y cortamos las telas

De cada tela, cortamos 2 piezas cuadradas de 20 cm. x 20 cm. Cortamos también 2 piezas cuadradas de 20 cm. x 20 cm. de entretela.

De cada tela, cortamos 2 piezas cuadradas de 20 x 20 cm

En primer lugar, pegamos la entretela a la cara “fea” de la tela exterior. La entretela que yo he usado es termoadhesiva, por lo que se pega fácilmente con el calor de la plancha. Una vez pegada, la tela exterior ya tiene más cuerpo y rigidez.

Mi recomendación es usar una entretela termoadhesiva

El siguiente paso es unir la tela exterior (que ya está entretelada). Para hacerlo, colocamos las dos piezas cuadradas de tela exterior “cara con cara”, es decir, las dos caras buenas enfrentadas. Unimos con alfileres y cosemos en forma de U, dejando la parte superior sin coser. Es importante fijarse en la dirección del estampado para que el lado que dejamos sin coser corresponda a la parte superior de la tela (las cabezas de los animales, en mi caso).

Cosemos en forma de U y dejamos la parte superior sin coser

Ahora hacemos lo mismo con la tela interior, pero con una ligera e importantísima diferencia: debemos dejar una apertura de 4-5 cm. sin coser en la parte inferior de la tela. Más tarde, utilizaremos ese agujero para darle la vuelta a la cesta.

Cosemos en forma de U también. Es importantísimo dejar una apertura de 4-5 cm. en la parte inferior.

Una vez tenemos las dos telas cosidas, vamos a crear el “culo” de la cesta. Para hacerlo, vamos a cortar las esquinas inferiores. Es necesario dibujar una esquina a 5 cm. de cada costura inferior, tal y como se muestra en la foto.

Dibujamos esquinas cuadradas a 5 cm. de las costuras y las cortamos con tijeras.


Repetimos el procedimiento anterior con la tela interior también.

Cortamos también esquinas de 5 x 5 cm. en la tela interior

Una vez cortadas las esquinas, tiramos del agujero creado hasta que se unan las costuras. Sujetamos con alfileres y cosemos en línea recta a pie de prensatelas. Este paso queda mejor ilustrado en las fotos, a continuación.

Ahora que ya tenemos los “culos” de las cestas creados, vamos a unir las dos caras. Para ello, dejamos la tela interior tal cual está, pero giramos la tela exterior. Una vez girada, la metemos dentro de la cesta de la tela interior, de manera que desde fuera vemos los dos lados malos de las cestas, pero las caras “buenas” se miran entre sí. Aseguramos con alfileres la parte superior de las cestas, fijándonos muy bien en que coincidan las costuras laterales y en distribuir bien la tela, para que no queden pliegues. Cosemos la parte superior de las cestas a pie de prensatelas.

Antes de coser la parte superior, nos fijamos en que coincidan las costuras laterales

Una vez cosido todo el contorno de la parte superior, vamos a dar la vuelta a la cesta, sacando la parte exterior a través de la apertura que habíamos dejado en la parte inferior de la tela interior.

Utilizamos la apertura en la tela interior para darle la vuelta a la cesta
Con este sistema, no quedan costuras a la vista

Introducimos con cuidado la tela interior hacia dentro y planchamos. Para cerrar la apertura, utilizaremos una puntada escondida. También puede cerrarse a máquina, pero el acabado no será tan pulido.

Cerramos la apertura de la tela interior a mano o a máquina. A mano, el resultado será más pulido
Recomiendo usar puntada escondida

Una vez cerrada la apertura, volvemos a introducir el forro hacia adentro y damos una puntada decorativa a todo el contorno superior.

Damos una puntada decorativa a todo el contorno superior

Para acabar, giramos unos centímetros de la cesta hacia el exterior para dejar parte del forro a la vista y planchamos.

¡Ya tenemos la cesta acabada!

Espero que os haya resultado fácil seguir este tutorial y que me enseñéis vuestras cestitas acabadas.

Deja un comentario