Tutorial Bastidores con Mensaje

Hoy me estreno yo, Irene, la loca de las teles que está detrás de todo esto. Quizás me conozcáis como @irene_prettyhandmadebcn o quizás hayáis navegado alguna vez por mi blog abandonado Pretty Handmade Bcn. Sea como sea, Slow Taller es mi nueva aventura y me apetecía mucho compartir un tutorial con vosotras. Sencillito pero resultón, apto para principiantes y mamás con poco tiempo para la costura.

 

Hace un par de semanas, acudí a un desayuno en Mumspace.club, donde tuve la oportunidad de conocer la historia de Matilda Navarro, creadora junto a su marido de Mooi Magazine. Su aventura como papás emprendedores y su visión de la vida me hizo replantearme muchas cosas y dejó fluir mi creatividad. Compartiendo desayuno con otras mamás valientes, crecí personalmente y profesionalmente. Desde esa mañana no dejo de repetirme “Wish it. Dream it. Do it.” Y como quiero que mis hijos crezcan con ese leivmotif, se me ocurrió utilizar los preciosos bastidores Kircum, diseñados por Flo Corretti, para que no olviden nunca un consejo tan valioso. Originalmente, se me ocurrió  colocar  tela de pizarra en los bastidores directamente, pero al ver que el grosor del tejido no me lo permitía, decidí hacerlo siguiendo el sistema que os explico a continuación.  Espero que os guste tanto como a mí!

 

MATERIALES:

De la unidad de tela Kona blanca, cortamos un retal de 22 x 22 cm.  Posteriormente, cortamos un cuadrado de 14 x 14 cm. de la unidad de tela de pizarra y un cuadrado de 14 x 14 cm. de la unidad de entretela adhesiva doble cara Heat’n’Bond.

A continuación, vamos a enganchar la entretela al tejido de pizarra. Para ello, colocaremos la parte rugosa de la entretela encima de la parte posterior (la cara mala) de la tela de pizarra. Plancharemos a temperatura media hasta que la entretela quede adherida. Para realizar este paso, es importante que pongamos un trapito o una tela entre la plancha y la entretela ya que la tela de pizarra es delicada y con el calor de la plancha se puede dañar. Si la protegemos con un pañito, no habrá ningún problema!

Una vez tenemos la entretela enganchada a la cara posterior de la tela de pizarra, cogemos el aro interior del bastidor y trazamos el contorno con un boli.

Utilizando unas tijeras, recortamos el círculo y desechamos los restos de tela.

A continuación, “pelamos” la entretela estirando con cuidado del papel. Ahora, nuestro tejido de pizarra es adhesivo. Colocamos el círculo bien centrado en el retal de 22 x 22 cm. de  tela Kona blanca. Con la plancha y protegiendo las telas con un pañito, planchamos hasta que queden adheridas.

Para que la tela de pizarra no se desenganche nunca de a tela blanca, vamos a asegurarla con una puntada ZigZag.

Ahora ya tenemos listas las telas.

Pero falta el mensaje! Os recomiendo que lo escribáis ahora, os resultará más fácil escribir sobre una mesa que una vez montado el bastidor. Ya podéis crear vuestro mejor lettering.

A continuación, sólo nos queda montar el bastidor con normalidad.

Por último, le damos la vuelta al bastidor y con cuidado recortamos la tela blanca sobrante. La tensión del bastidor hará que no se salga, por lo que podéis cortar a ras.

Y esto es todo, un proyecto tan fácil como bonito. A veces, muchas veces, la mayoría de las veces… menos es más.

Espero que os haya gustado!

 

Deja un comentario