Tutorial Mochila Nube

Núria, más conocida como @_txikipolit_, se estrena (y estrena) el blog de Slow Taller con un tutorial de lo más bonito! Ella nos enseñará cómo hacer una mochila ideal para todos esos peques que comenzarán el cole o la guardería en septiembre.

Para realizar esta mochila, Núria ha trabajado con Softshell, una tela habitualmente destinada únicamente a la confección de ropa, en especial chaquetas y cortavientos. Sin embargo, por su cuerpo y grosor, es perfecta para este tipo de proyectos, ya que es muy suave al tacto y agradable de coser. Además, el estampado y el color de esta tela, nos viene genial para este proyecto.

Para comenzar, vamos a hacer un repaso a todos los materiales que necesitaremos durante la realización de la mochila.

MATERIALES:

De las unidades de tela y entretela, vamos a cortar piezas de los tamaños que se indican en la siguiente foto. (Estas medidas son las que escogió Núria para la confección de su mochila pero pueden ser modificadas para adaptar la mochila a las necesidades de vuestros peques).

Lo primero que haremos será coser las dos tiras de tela estampada a la tela blanca (lo que será el forro de la mochila).

Una vez unidas, cosemos todo el perímetro de la tela interior excepto la apertura superior, es decir, cosemos en forma de U. Hay que tener en cuenta que a lo largo de la costura (preferentemente en el extremo inferior), tenemos que dejar aproximadamente 6 cm sin coser, ya que será a través de esa apertura por donde giraremos la labor después. A continuación abrimos las esquinas, trazamos una línea para marcar el triángulo que sale y cosemos por encima de esa línea. Una vez hecha la costura, podemos cortar la esquina dejando un margen de aproximadamente 1 cm a partir de de la línea que acabamos de coser. Una vez realizado este paso, nuestra mochila ya tiene “culo”.

Repetimos todos los pasos para la parte exterior, pero esta vez sin dejar ninguna apertura, y colocando las dos cintas que nos servirán de asas para colgarla a la espalda. Por lo tanto, encaramos las caras “buenas de la tela softshell con las asas entre medio de ambas y cosemos en forma de U sin dejar ninguna ranura. Igual que hemos hecho antes, cosemos las esquinas y las cortamos.

Ahora vamos a coser la solapa. Para hacerlo, planchamos la guata termoadhesiva a una de las telas blancas hasta que se adhiera. A continuación, colocamos las telas blancas enfrentadas entre sí (la guata queda mirando hacia fuera). Trazamos la silueta de una nube con un boli tipo Pilot Frixion y cosemos por encima de la línea trazada dejando una apertura en la parte superior de la nube. Giramos la nube a través de esta apertura de manera que la guata ahora queda dentro, en medio de las dos telas blancas. Planchamos la nube intentando que la apertura quede bien planchadita hacia dentro también y cosemos con puntada escondida.

Ahora cogemos la cinta de espiga, doblamos el trocito que nos servirá de asa (tal y como veis en la segunda foto, es difícil de explicar con palabras!), importante para que el peque de la casa pueda colgarla en el cole!

Ahora ya podemos poner la parte blanca, es decir, el interior de la mochila, dentro de la parte exterior de la mochila, de manera que las partes bonitas de las telas estén enfrentadas.

Colocaremos dentro de la mochila, ENTRE UNA TELA Y LA OTRA, primero la nube, y después las asas.

Colocamos alfileres para asegurar todo el círculo y cosemos un pespunte alrededor de todo el borde para juntar la tela exterior y el forro. Le damos la vuelta a la labor sacando la mochila por el agujero que habíamos dejado en el forro.

Finalmente hacemos un pespunte a un par de cm del borde, será el canal por dónde pasaremos el cordón. Hacemos dos agujeritos en el centro, sencillamente con una tijerita puntiaguda (ventaja de  esta tela, no se deshilacha en absoluto!) o un par hojales a máquina, por donde pasaremos el cordoncito. Pasamos las puntas del cordón por el cierre y ya casi la tenemos lista. Solo nos falta cerrar la aperura del forro, lo hacemos con puntada escondida. Opcionalmente, podemos pintar ojitos, boca y mejillas a la nube con pintura textil para imitar el dibujo del estampado de la tela. Era la idea inicial pero al ver lo bonita que quedaba sencilla y blanca, se optó por no pintarla… aunque, es cuestión de gustos!

Por último, Núria ha hecho también un adorno en forma de colgante de nube, un detalle ideal para una mochila que no puede ser más bonita! Esperamos que os animéis a hacer vuestras mochilas pronto, podéis etiquetarlas con el hashtag #mimochilaslow y así podremos verlas todas!

Desde aquí, mi más sincero agradecimiento a Núria por su apoyo, trabajo y ganas de embarcarse en esta aventura Slow! Todas las fotos de este tutoría han sido realizadas por @_txikipolit_

2 comentarios sobre “Tutorial Mochila Nube

Deja un comentario